SISGEO usa cookies que nos ayudan a mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando por el sitio, consulte nuestra Política de Privacidad y Cookies aquí y haga clic en el botón "Aceptar". El uso continuado de este sitio indica que acepta el uso de estas cookies.

Sensores de asientos


Settlement Gauges

La medida de asientos es esencial para evaluar los posibles problemas causados por los desplazamientos del terreno en la superficie o en construcciones subterráneas.
Las aplicaciones más comunes son: Túneles, Presas, Terraplenes, Excavaciones profundas, Cimentaciones, Ensayos en pilotes, Muros pantalla, Asiento diferencial de edificios.
Los extensómetros fijos son columnas simples que se usan para medir el asiento entre dos puntos: uno inferior (una plataforma en un terraplén o un anclaje en el fondo de un sondeo) y el cabezal superior. Habitualmente se mide por procedimientos topográficos, pero puede ser automatizado para el control remoto.
Si se necesita una columna de medida de asientos multipunto, hay disponibles tres modelos de medidores de asientos magnéticos: extensómetro BRS, extensómetro T-REX y extenso-inclinómetro fijo DEX.
El extensómetro magnético BRS es una columna compuesta por un tubo guía, una vaina corrugada anti-fricción y varios anillos magnéticos de referencia fijados en la vaina. La columna se introduce en un sondeo y se inyecta; si se produce algún asiento, los anillos magnéticos se mueven con el suelo circundante. Una simple sonda magnética, insertada en el tubo guía, es capaz de detectar la posición de los anillos magnéticos y por lo tanto, de medir los movimientos verticales. El extensómetro BRS no es un medidor de asientos muy preciso, pero es barato y permite de tener muchos puntos de referencia en la misma columna.
T-REX es un extensómetro incremental de alta precisión, capaz de detectar el asentamiento del terreno metro por metro. El tubo guía es una tubería inclinométrica de ABS con anillos magnéticos de referencia instalados con un espaciamiento de 1 metro. La medida extensométrica incremental se realiza con el sistema T-REX, compuesto por la sonda extensométrica T-REX conectada al cable de medida y gestionada mediante la unidad de lectura portátil Archimede. El sistema T-REX puede ser utilizado no sólo verticalmente, sino en cualquier dirección. En túneles, con un tubo T-REX instalado horizontalmente desde el frente de excavación, se puede tener una medición exacta del desplazamiento del frente de excavación causado por la descompresión.
El extensómetro fijo DEX tiene el mismo principio de funcionamiento que el extensómetro T-REX, pero está compuesto por una cadena de sondas fijas capaces de detectar la posición de los anillos magnéticos. Por medio de una columna de DEX conectados a un sistema automático de adquisición de datos, se obtendrá un seguimiento automático y muy preciso de los asientos. La sonda DEX-S tiene también un sensor inclinométrico biaxial, por lo que una cadena DEX-S es capaz de proporcionar un perfil de deformaciones en 3-D.
La sonda manual Profiler se puede utilizar para la medición, de forma sencilla pero no muy precisa, de los desplazamientos verticales de un terraplén. La sonda se inserta a intervalos fijos en el tubo guía enterrado siendo la lectura visible en el display digital situado en el cuerpo del instrumento.